Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2024 Todos los derechos reservados

120 años de fiesta estudiantil universitaria en Bulgaria

Daniel Parushev: "El 15% de los licenciados de las universidades búlgaras abandona el país"

Foto: BGNES

"Lo mejor en la vida estudiantil de un joven es la celebración del 8 de diciembre", afirma Daniel Parushev, presidente de la Representación Nacional de Consejos de Estudiantes de Bulgaria. Tras un período de aislamiento y medidas antiepidémicas, hoy más de 214 000 estudiantes de 51 universidades del país (214 782 son los universitarios en Bulgaria, según el Instituto Nacional de Estadística para el año académico 2022/2023) tendrán la oportunidad de disfrutar de la fiesta con sus compañeros.

"La comunidad estudiantil, especialmente aquellos compañeros que iniciaron sus estudios durante la pandemia, no participaron activamente en las celebraciones del 8 de diciembre. Se quedaron a pasar el día en casa de sus padres. Ahora, la emoción es evidente y se refleja en la gran cantidad de estudiantes que se dirigen nuevamente a los centros turísticos búlgaros con el deseo de celebrar su día con un largo y alegre fin de semana", señaló Daniel Parushev a Radio Bulgaria.

Daniel Parushev

El Día Internacional de los Estudiantes Universitarios se celebra el 17 de noviembre desde 1941, por sugerencia del Consejo Internacional de Estudiantes de Londres. Sin embargo, en Bulgaria, la tradición es diferente y se remonta a 1903, cuando se designó el 8 de diciembre como día festivo de la única universidad del Principado de Bulgaria: la Escuela Superior de Sofía, hoy Universidad de Sofía "San Clemente de Ohrid".

"El 8 de diciembre ya es un símbolo. Un símbolo de la juventud, de la sociedad dinámica, de la sociedad que puede cambiar el modo de vida y transformar un país en su conjunto. Por eso, en la mayoría de los países occidentales, se dice que los estudiantes son uno de los recursos más importantes de la sociedad, porque son jóvenes, enérgicos y contribuyen al desarrollo de cualquier economía. La motivación que tienen es enorme. El día de hoy es un símbolo del conocimiento y de los buenos vínculos, ya que la vida estudiantil es el momento en que los jóvenes estudiantes universitarios búlgaros crecen, se hacen más responsables y reflexivos sobre sus vidas", admite Parushev.

Sin embargo, esta sociedad, motor del cambio, se forja en la escuela. Si nos basamos en los resultados de la encuesta internacional PISA realizada a estudiantes de 80 países de todo el mundo, que se dieron a conocer hace tan solo unos días, las cosas no pintan festivas para Bulgaria.

¿Es el entusiasmo de los estudiantes de hoy pírrico?


"Es un hecho constatado en los últimos años. Los jóvenes prestan cada vez más atención a las nuevas tecnologías y a sus dispositivos digitales, y leen cada vez menos libros. El analfabetismo funcional es una realidad que nos rodea. Sí, hay estudiantes que no están preparados. Algunos no logran ingresar en nuestros centros de enseñanza superior, mientras que otros no hacen ningún intento de ampliar su formación. Hay colegas nuestros que presentan deficiencias en el material estudiado para ingresar a la universidad, como, por ejemplo, la forma de redactar un currículum vitae, pero con la ayuda de los profesores logran superarlas en pocos meses."

"Les daré otra estadística: hace apenas cinco años, el 25% de los licenciados en enseñanza superior en Bulgaria abandonaba el país. Ahora, esta estadística se ha reducido al 15%. Por lo tanto, podemos constatar que los estudiantes de Bulgaria optan por quedarse en el país, donde desean realizar sus proyectos personales y profesionales. Este porcentaje seguirá disminuyendo porque nuestro país, al menos en las grandes ciudades, ofrece buenas condiciones de vida. La mayoría de los estudiantes graduados trabajan en empresas internacionales, dominan varios idiomas, tienen conocimientos en finanzas y son especialistas destacados en sus campos", explica el presidente de la Representación Nacional de los Consejos de Estudiantes de Bulgaria.


En cuanto a la ecuación oferta-demanda por parte de las empresas y los centros de enseñanza superior, Parushev insiste en que cada vez hay más licenciados en Bulgaria que trabajan en su especialidad, especialmente cuando se trata de disciplinas de perfil estrecho, como Medicina, Finanzas, Agronomía y Arquitectura.

"La tendencia es que cada vez más estudiantes búlgaros tienen el deseo de volver a su patria. Desde luego, ahora hay destinos como Países Bajos, Alemania e incluso el Reino Unido, a pesar del Brexit, que ofrecen muy buenas condiciones para la educación y la realización posterior. Pero la tendencia en este momento es favorable para Bulgaria.

Hoy, la Unión Europea es un gran país, afirma, y para los jóvenes búlgaros es muy valioso viajar, realizar diferentes cursos, especializaciones y másteres en el extranjero, conocer diferentes culturas e incluso sistemas educativos, y después hacer planes a largo plazo para su vida y el desarrollo de su carrera."

El aprendizaje a lo largo de toda la vida es esencial para mantenerse actualizado y competitivo en un mundo laboral en constante cambio.


"Es probable que los estudiantes universitarios que hoy lo celebran sigan haciéndolo durante mucho tiempo. Quizá no en los centros turísticos y con esta emoción, pero es muy probable que sigan siendo estudiantes durante mucho tiempo. Pero eso es normal. Es la tendencia de Europa Occidental y Norteamérica, donde la gente tiene dos, tres o más títulos de máster. No estamos hablando del término despectivo búlgaro "estudiante perpetuo". No, una persona tiene que realizarse, recualificarse, aprender cosas nuevas y novedosas para ser competitivamente capaz en el presente, si no quiere ser reemplazado por otro. Es una tendencia que seguirá creciendo en los próximos años", explica Daniel, deseando a sus colegas de hoy que sean muy sanos y responsables, tanto cuando celebran como cuando viajan.

"Disfruten de la celebración con responsabilidad y precaución, pues es crucial que todo esté en su sitio por la mañana para que puedan seguir gozando de muchas más celebraciones estudiantiles juntos."

*Daniel Parushev nació en Burgás. Posee un máster en Administración de Empresas y actualmente está cursando un máster en Gestión del Transporte en la Universidad de Economía Nacional y Mundial. Además, es miembro del Sindicato Europeo de Estudiantes, del Consejo Académico de la Universidad de Economía Nacional y Mundial, así como del Consejo Público del Ministerio de Educación. También forma parte del grupo de trabajo nacional sobre la juventud de la Unión Europea y del Consejo Consultivo de la Juventud del Ayuntamiento de Sofía.

Versión al español de Borislav Todorov

Fotos: BGNES, freepik.com

Más de la sección

Los niños tejen mártenitsi en el nuevo museo de Kazanlak "Ahinora"

Durante el fin de semana, los niños de Kazanlak pueden participar en un taller de mártenitsi organizado por el museo más reciente de la ciudad, "Ahinora", que es una sucursal de la Galería de Arte local. Los anfitriones invitan a todos los niños de entre..

Publicado el 24/02/24 13:45

Dos años después del comienzo de la guerra en Ucrania: crece el número de las personas que han perdido la fe

Se han cumplido dos años desde aquella mañana de febrero en 2022 que cambió la vida en Europa y más allá del Viejo Continente e impuso una revisión de las relaciones en varios ámbitos entre el mundo y la Federación Rusa. En las próximas líneas..

Publicado el 24/02/24 05:35

Calidoscopio balcánico

Vuela el primer caza enteramente turco El caza turco de quinta generación KAAN ha realizado con éxito su vuelo inaugural, según ha revelado la emisora estatal TRT Haber. El primer vuelo del caza estaba previsto para finales de 2023, pero fue..

Publicado el 23/02/24 12:30