Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2024 Todos los derechos reservados

Hace dos siglos abrió puertas en Veliko Tarnovo la primera farmacia moderna de Bulgaria

En este edificio se abrió la primera farmacia de Bulgaria
Foto: Dra. Atanaska Stambolyyska

La primera farmacia en Bulgaria fue creada por el primer búlgaro de formación universitaria a principios del siglo XIX, Dr. Marko Pavlov. Su vida comenzó de manera dramática, como una novela sentimental del siglo XVIII. Nació en 1784 en Macedonia del mar Egeo, en la aldea de Syatishte y quedó huérfano a una edad muy temprana. Fue adoptado por un comerciante italiano de trigo y seda que pasó por allí, se crió en Italia y comenzó a estudiar medicina en Venecia que en aquel entonces era la Meca de la farmacia europea. Se graduó como médico por la universidad francesa de Montpellier en 1808.

Napoleón visitando a los heridos tras la batalla de Aspern-Essling en 1809 (pintor: Charles Menier)

En sus años universitarios como estudiante de Medicina fue voluntario en el ejército de Napoleón. Durante la Guerra Franco-Austriaca de 1809 sirvió como médico del célebre mariscal Jean Lannes que le concedió dos órdenes por sus méritos. Después de la sangrienta batalla de Aspern-Essling, el mariscal murió en las manos del joven Pavlov.

Después de 1814 trabajó como médico con un pasaporte inglés en Corfú y en el resto de las islas Jónicas. Después se desempeñó como médico militar en Tunez y en Marruecos. Se sumó a la organización secreta griega de liberación Filiki Eteria y en 1821 participó en la Guerra de Independencia de Gracia. Finalmente se estableció en Plovdiv. Rápidamente cobró la fama de un buen médico y se casó. Pasó a ser médico personal del pachá de Plovdiv y junto con su patrono se trasladaron a Tarnovo.

Para adelantarse a la competencia en la ciudad, el Dr. Marko Pavlov se planteó la tarea de fundar una farmacia moderna. En 1823 encargó el suministro de medicamentos y vasijas de vidrio de Francia. Se considera que en ese año fueron echados los cimientos de la primera farmacia moderna en Bulgaria. Para las necesidades de la profesión fue alquilado un recinto denominado Lekarnya (del vocablo búlgaro lekar, médico). Allí el doctor examinaba a sus pacientes y preparaba los medicamentos, en recintos separados, con un laboratorio y un almacén. Los medicamentos ya preparados estaban expuestos en la sala de recepción en vasijas de porcelana y vidrio, estaban ordenados sobre estanterías, siguiendo un riguroso orden alfabético y de peso. Había armarios especiales donde se guardaban los medicamentos de efectos más fuertes.

En la sala de recepción, aparte de la gran mesa de trabajo y el escritorio, el doctor disponía de una escalera movediza que le ayudaba a alcanzar las estanterías más altas. En el laboratorio había otras estanterías, un lavabo, tamiz, una máquina para triturar los medicamentos duros, un cuchillo para cortar raíces de plantas y grandes presas. No escaseaban los clientes. 

La farmacia restaurada en 1981

El Dr. Marko Pavlov murió a los 80 años de edad, el 5 de enero de 1864.

Después de la muerte de Marko Pavlov se ocupó de la farmacia su hijo menor, Gueorgui Markov. Fue obligado a cambiar no solo su apellido, sino el de la farmacia, y colocó un tablero en la puerta con la inscripción Farmacia. Esto sucedió después del cruel sofocamiento del Levantamiento de Abril en 1876. Entonces Gueorgui Markov escribió una nota a la Comisión Internacional de Investigación de la Violencia Osmanlí. Recolectó 176 firmas de la población en apoyo a la denuncia enviada. Las autoridades se dieron cuenta de sus acciones y siguiendo el consejo del embajador ruso Nikolay Ignatiev, el búlgaro se fugó a Estambul.

Para evitar las persecuciones, adoptó la ciudadanía griega. Después de su regreso a Tarnovo en vez de Gueorgui Markov puso Gueorg Markizis, como era su nuevo nombre en el pasaporte. En 1877 durante la Guerra Ruso-Turca, libertadora para Bulgaria, curaba con medicamentos gratuitos a los militares rusos y los refugiados del sur de Bulgaria. En 1886 cedió la farmacia a Panayot Slavkov, ministro de Comercio, nativo de Tarnovo.

El edificio de la primera farmacia fue restaurado y convertido en un museo en 1981. Se encuentra frente al konak construido por el gran constructor del Renacimiento búlgaro Kolio Ficheto. Después de los cambios del siglo pasado, el recinto fue reconstruido y la farmacia dejó de funcionar. Hoy en la fachada hay una placa conmemorativa con el nombre del primer farmaceuta búlgaro, el Dr. Marco Pavlov, ha precisado para Radio Bulgaria la Dra. Todorka Nedeva del Museo Regional de Historia en Veliko Tarnovo.

Versión al español de Hristina Táseva

Fotos: Archivo estatal Veliko Tarnovo

Más de la sección

Veneramos la memoria de san Constantino-Cirilo el Filósofo

El 14 de febrero la Iglesia Ortodoxa Búlgara homenajea la dormición de san Cirilo. Constantino el Filósofo, que adoptó el nombre de Cirilo cuando tomó los hábitos de monje, procedía de una familia de eslavos de noble linaje, residentes en Salónica...

Publicado el 14/02/24 19:05

La exposición retrospectiva "Turismo en Vitosha" cuenta de la relación entre la montaña y la gente

Los nombres de los primeros turistas que "conquistaron" Vitosha, su equipo y las rutas de escalada: estas y muchas otras curiosidades atraen la atención de los visitantes de la capital a la exposición "Turismo en Vitosha: desde los primeros pasos hasta..

Publicado el 11/02/24 09:40
Stefan Stambolov (1854-1895)

Stefan Stambolov y la política referente al asunto macedonio a finales del siglo XIX

En el episodio 160 del podcast Corredor 8 de los periodistas Atanás Velíchkov y el doctor Gueorgui Stankov estaba invitado el ex primer ministro de Macedonia del Norte Liubcho Gueorguievski. Durante más de dos horas el público formulaba preguntas en..

Publicado el 30/01/24 20:35